Cuando las competencias tecnológicas “rules over” diseño instruccional

El aprendizaje a distancia, aprendizaje electrónico,  e-learning o como queramos llamarlos es tan bueno o peor que cualquier clase presencial o tradicional, mucho de la calidad depende de lo que se denomina diseño instruccional.

La generación de contenido e-learning efectivo, depende básicamente de dos áreas, a estas áreas le llamaremos diseño y desarrollo. Por un lado el diseño es la parte del diseño instruccional, donde se toman gran parte de las decisiones y el desarrollo es el hacer las cosas o poner en práctica las decisiones tomadas en la etapa de diseño.

El diseño instruccional se encarga de seleccionar, organizar y definir las estrategias necesarias para enseñar algo a alguien.  En general el diseño instruccional es independiente de la tecnología a aplicar para el desarrollo del contenido pero en muchas veces ayuda tener presente el ambiente tecnológico para el cual se desarrollará, para por ejemplo, analizar las opciones de evaluación e interacción que tenemos disponible, incluso en la práctica, muchas veces sucede que conocer la tecnología de desarrollo nos de algunas pautas del tipo de diseño de actividades a implementar.  Quizás muchos expertos dirán que esto no es concebible en la etapa de diseño, pero en la práctica se da mucho que diseñamos en base a la los recursos disponible y la herramienta que utilizaremos para el desarrollo del contenido.  Por qué sucede esto, porque muchas veces el diseñador instruccional conoce muy bien la herramienta de desarrollo y tiene esto en mente al momento de por ejemplo diseñar actividades y evaluaciones.

Porque afirmo que el diseño instruccional generalmente está condicionado a las tecnologías, por la sencilla razón de que hay costos, y el diseño instruccional también debe considerar el tema de inversión en un proyecto e-learning, también debe considerar la plataforma disponible o accesible.   Yo diría que un alto porcentaje de casos de una implementación e-learning, lo primero que se tiene es la plataforma e-learning, sin ni siquiera haber consultado antes a un diseñador instruccional o experto en e-learning, sino que por la simple razón de que el área de informática, encontró esa plataforma, la pudo instalar y listo.  Esta es una de las grandes razones por las cuales yo creo que Moodle ha sido tan popular, no por ser la mejor, sino que por ser la más accesible ( gratuita, popular y antigua ).

Veamos un ejemplo con respecto al tema de plataformas y diseño instruccional.  Supongamos que un diseñador instruccional desea condicionar la visualización de un determinado contenido en base a la aprobación previa de un test o incluso algo muy común, que la entrega de un certificado de participación no esté disponible, si no ha completado una encuesta.  Hay plataformas y/o herramientas que no soportan esta situación, cuando digo no soportan, me refiero a que no es posible implementar esta condición pero hay otras que si lo permiten, entonces aquí hay que buscar otras estrategias para obtener los resultados deseados y esto puede significar nuevos desarrollo y nuevos costos o simplemente excluir esta situación.

Otro tema importante a considerar es que muchas veces tendemos a diseñar para el cliente que nos encarga un proyecto e-learning y no para los alumnos, con esto me refiero que en muchas ocasiones un contenido e-learning, puede ser perfectamente un archivo PDF que hay que descargar, pero por temas automarketing, el temor a que dirán, o justificar gastos, preferimos crear una animación flash que lo único que hace, es poner los mismo textos en varias pantallas con una música de fondo, y unos lindos botones de avanzar y retroceder.

Generalmente enseñamos como nos enseñan y usamos las herramientas que utilizaron para enseñarnos, quizás esa ha sido una de las razones de porque en muchos casos la adopción de las TICs ha sido tan difícil de llevarlas a una aula tradicional. Si los expertos dicen que al diseño instruccional se le aplica tecnología, por qué no aplicamos tecnología al diseño instruccional de las clases tradicionales.